Inicio

FOLLOWTASTE_TRANS-01

BREVE HISTORIA DEL TABACO

La planta del Tabaco, Nicotiana Tabacum, es originaria del continente americano, donde se piensa haber sido cultivada por los indígenas de la zona centroamericana – actualmente denominada por Andes Bolivianos – y posteriormente transportada para todo el continente, debido a la inmigración de americanos nativos, especialmente de la comunidad indígena Tupi – Guarani.

La Nicotiana debe su nombre al embajador francés Jean Nicot que introdujo el producto en Francia, y Tabacum, se cree que debe su nombre al tubo en forma de Y, a través del cual aspiraban el humo de la hierba. Este tubo era denominado por Taino (tabaco).

Según observó Cristóbal Colón, en 1492, en sus Diarios de Abordo, los indios aspiraban el humo en rituales de carácter sagrado y de origen mítica.

En 1530, la planta del tabaco fue llevada para Europa durante los Descubrimientos Portugueses y fue cultivada en las tierras de la Familia Real. El suceso del tabaco era enorme por las creencias que había en las características medicinales de la planta.

En 1560, Jean Nicot envió la planta del tabaco para Catalina de Medici, la Reina de Francia, con el intuito de ayudar a combatir las migrañas de que padecía. La Reina y los nobles de su corte ganaron el hábito de fumar, que luego se extendió por toda Europa. Así empezó la comercialización del tabaco en polvo.

En 1585 lo llevó a Inglaterra el navegante Sir Francis Drake. Después, el explorador inglés Sir Walter Raleigh inició, en la corte isabelina, la costumbre de fumar tabaco en pipa, que rápidamente se difundió por el mundo.

A pesar de los grandes sucesos del tabaco en Europa y en las 2 Américas, los primeros registros del uso del cigarrillo aparecen sólo en 1840.

La cultura del tabaco se convirtió en la primera agricultura no-alimenticia del mundo.

 

 

-->

Indústria Tabaqueira S.A.